Inicio Noticias

KOLPING FORTALECIENDO EL NUCLEO FAMILIAR EN BOLIVIA

655

REGIONAL COCHABAMBA

Uno de los objetivos del Proyecto Kolping en Bolivia, es el fortalecimiento del núcleo familiar en los hogares con mayor vulnerabilidad y tendencia a situaciones de desintegración. Siguiendo el modelo de intervención, el 25 de Noviembre de 2017 en Cochabamba se realizó una jornada de convivencia familiar dirigida a esposos e hijos pequeños.

El evento tuvo una duración de 10 horas y fue realizado en CADECA; Casa del Catequista de Cochabamba. Participaron 114 personas adultas, pertenecientes a la Familia Kolping Nazaret de Villa Alto Pagador, con 90 asociadas. Grupo de Autoayuda Familiar más grande en la Regional Cochabamba.

PEREGRINACIÓN Y EUCARISTÍA

La modalidad y ejecución de la actividad consistió en la combinación del trabajo formal participativo de un Taller y la construcción de espacios recreativos de relacionamiento colectivo.

Con esta finalidad, la jornada se inició con una corta peregrinación hasta llegar a la Capilla de CADECA donde se celebró una solemne Eucaristía. El P. Eloy Ríos; Asesor Espiritual Regional, fue quien entregó la celebración.

COMUNICACIÓN NO VIOLENTA EN LA FAMILIA

En la mañana también se facilitó un taller denominado “Comunicación no violenta en la familia” a cargo del Lic. Néstor Ariñez, consultor especialista en temas de orientación familiar.

La metodología participativa del taller permitió el trabajo de reflexión grupal sobre el tema y presentación de escenificaciones (sociodramas) por parte de los seis sub grupos participantes. Obteniendo resultados positivos y sorprendentes escenificaciones que recrearon la realidad sobre diversas situaciones de la cotidianidad familiar donde existe ausencia de valores que obstaculizan la armonía y el buen relacionamiento.

En las conclusiones, los participantes coincidieron en la reflexión que “el fortalecimiento de la familia se logra únicamente fortaleciendo las relaciones entre los miembros de la misma familia, principio que vale no sólo para el núcleo familiar sino para todas las relaciones que el ser humano pueda sostener en la sociedad”.

Se insistió que no basta solo con realizar actividades o anunciar consignas, hay que generar espacios de reflexión al interior de la familia, el cambio debe ser iniciado por los padres a los hijos, el fortalecimiento de valores debe ser el objetivo fundamental, porque al parecer por problemas entre los progenitores se producen algunos problemas, que se ven reflejados en riesgos de conductas que asumen los hijos frente al alcohol, drogas y paternidad temprana.

 

CONVIVENCIA RECREATIVA

Con mucho entusiasmo, padres y madres, compartieron a medio día el tradicional “ajtapi” (compartir la comida) que todos los participantes llevaron.

Posteriormente en horas de la tarde y aprovechando el clima hermoso del valle cochabambino, se vivió una jornada de juegos recreativos y la práctica del futbol.

Este esfuerzo pudo ser posible gracias al trabajo conjunto entre Kolping, y el Centro Social María Nazaret a cargo de la Hermanas Marianitas, quienes apoyan espiritualmente y el trabajo social con mujeres, jóvenes y niños de la zona de Villa Alto Pagador.